Aguas cálidas







Una tarde bordeando la noche
Remos lentos y suaves se oyen
Sobre aguas cálidas, espesas y dulces
Rozan reflejos de misteriosas luces
Que devuelven ondas sonoras vibrantes
Y veo un rostro de colores brillantes
Atesorando unos grandes ojos mutantes
Me dice: Mas deprisa, adelante!
Ciegamente obedezco al visitante
Asumiendome novato navegante
Largo rato de remar contracorriente
Llegamos a un confín oro y celeste
Se respira blanca niebla perfumada
Y me invade una euforia sosegada
Él se desliza por sobre la hondonada
Despidiéndome como a un camarada
Nos vemos de este lado en otro tiempo
Que no es lejano ni futuro ni pretérito
Vive y espera a que te hable el viento
Y las nubes te guíen al gran momento.









Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: