Siesta





Paseos por el jardín en la siesta
Luces y sombras marcadas y desiertas
El sosiego de estas horas casi eternas
Que llegan más hondo que la pura pena
Me acompañan entre curvas las hormigas
Encontrándonos con las lavandas amigas
Se oyen zumbidos de abejas campesinas
Y por un momento me siento gallina
Escarbo y escarbo buscando comida
Cuando una gata me roza la herida
Me trepo al sauce que llora certezas
Y pregunto al peral si ha visto cerezas
El sol golpea ya muy fuerte en la cabeza
Y me tumbo a la sombra de las tristezas.







Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: