Alada



La caducidad de ese vivir buscando
Hombre ensimismado y astuto
Embadurnado de dulces deseos
Anhelador de instantáneos efectos
Aceptas mentales obsequios
De envoltorios verdes brillantes
Que con simples y adornados engaños
Revela contenidos nefastos
Ese pequeño huésped intruso
Que has dotado de viles recursos
Guarda una vela en su escuálido torso
Y un día cuando encenderla decidas
Alumbrada quedará la caverna
Y verás con incrédulos ojos
Cómo eras tú quien iluminado yacía.



 



Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: